Bancos digitales y la evolución del banking en América Latina

Publicado em 1 de abril de 2022.

Tempo de leitura 10 minutos de leitura

Es difícil que no hayas notado ese movimiento: el modelo de los bancos digitales está en pleno crecimiento en  América Latina, con un número creciente de usuarios. La pandemia de Covid-19 evidentemente ha acelerado ese proceso, pero no es el único ni el principal agente responsable por la evolución de esa nueva forma de hacer banking.

 

Actualmente, existen más de 400 bancos digitales (o neobancos) en todo el mundo y, además de que este número está creciendo todos los días, también se están volviendo mayores y más sólidos. Esa evolución es bastante evidente, sobre todo en América Latina, de donde vienen varias fintech que se han destacado en los últimos años.

En toda la región, el desarrollo y la innovación en los servicios financieros fueron estimulados por los cambios en las necesidades de los usuarios, por el avance y democratización de la tecnología y por la flexibilización en la reglamentación.

Gracias a la evolución de la banca digital, hoy estas instituciones han ayudado a desburocratizar el mercado, fomentar la inclusión financiera, mejorar la experiencia de los consumidores y acelerar la transformación digital en esos países.

 

4 factores que demuestran la consolidación de los bancos digitales en América Latina

Desde que los neobancos han empezado a surgir, hace alguns años, evidentemente muchas cosas han cambiado en el ambiente financiero y en la sociedad. A lo largo del tiempo, esas entidades han ganado espacio, conquistando a los consumidores y trayendo innovaciones relevantes para la forma de hacer banking en todo el mundo. Y esos son los 4 factores que ayudan a comprobar su éxito:

 

1. Aumento del número de usuarios

El aumento significativo de los usuarios demuestra la amplitud de la evolución de los bancos digitales en los últimos años. De acuerdo con una investigación realizada en 2021 por el Instituto Locomotiva, el 45% de los brasileños possen cuentas en neobancos,  un número muy próximo al de personas que utilizan los servicios de bancos tradicionales (49%).

Entre el rango etario más joven de la población, ese porcentaje aumenta: entre personas de 18 a 29 años, el 51% tiene cuenta en un banco digital. Esa es una tendencia que se confirma también en el resto de América Latina, donde el 43% de la población adulta tiene menos de 35 años, lo que es, según un estudio de BPC, un gran catalizador para la innovación en la región.

Junto a eso, vale destacar que, además de que son cada vez más numerosos, los consumidores, sean personas físicas o jurídicas, también están más exigentes. Hoy, los usuarios buscan en las plataformas de bancos digitales experiencias semejantes a aquellas que tienen con otros tipos de aplicaciones.

 

2. Ampliación del porfolio de servicios

En un movimiento de creciente competencia, existe un movimiento muy benéfico para el sector y para los usuarios: los que quieren ganar mercado están buscando ampliar su abanico de servicios para rentabilizar la base de clientes que crece todos los días.

De esa forma, muchos players están agregando nuevos productos y servicios – no solamente financieros – con el objetivo de volver sus plataformas cada vez más completas. En ese sentido, además de invertir en soluciones de pago digital de última tecnología, algunos bancos digitales están expandiendo también sus negocios y ofreciendo, por ejemplo, servicios de inversiones seguras.

 

3. Crecimiento de los players de banca digital

La cantidad de bancos digitales en América Latina casi se duplicó de 2017 a 2021, según el mismo estudio de BPC que ya hemos citado. Hoy, la región alberga más de 50 neobancos independientes, siendo que los diez principales representan más del 90% de todos los clientes latinoamericanos.

El éxito de esas instituciones, que ha recibido elevadas inversiones, no solamente ha puesto en alerta a todo el mercado, que tuvo que repensar la manera como ofrece servicios financieros, sino que también demuestra el enorme potencial de la región. Por lo tanto, aunque algunos se destaquen, como es el caso de C6 Bank y del Nubank, muchos nuevos players también logran capturar una buena participación en el ecosistema.

Solo para citar algunos casos de crecimiento, según un artículo de Valor Econômico, Nubank pasó de 19,7 millones de clientes, en 2019, para 40 millones en 2021. C6 Bank, por su vez, salió de 1 millón en 2019 para llegar a 10 millones en 2021, mientras el banco Inter pasó de 4,1 millones para 13 millones en ese mismo período.

 

4. Expansión del mercado

Otra característica que ha marcado la evolución de los bancos digitales es que no son solamente los neobancos “puros” que actúan en ese ámbito. Otros players están cada vez más presentes, haciendo con que ese ecosistema sea cada vez más múltiple.

Entre ellos, están minoristas y marketplaces que avanzan en servicios financieros por medio del fenómeno embedded finance, además de instituciones tradicionales que están creando plataformas de banco digital como respuesta a las nuevas demandas del mercado.

 

Qué está por detrás del crescimiento de los bancos digitales

Además de la demanda de servicios financieros digitales durante el período de necesidad de aislamiento social, debido a la pandemia, otros aspectos están directamente relacionados al avance del mercado de bancos digitales, y son responsables por el nivel en que nos encontramos actualmente:

Fintech de nicho

Una de las tendencias que están impulsando el crecimiento de los bancos digitales es su actuación enfocada en nichos. La consolidación del modelo de las fintech de nicho es muy comprensible, sobre todo en el contexto latinoamericano, en que gran parte de la población afronta desafíos de acceso a agencias bancarias o incluso a sus servicios, por las elevadas tasas.

El avance de los bancos digitales ha mitigado algunos de esos desafíos y las fintech de nicho están superando algunas barreras inherentes a determinados perfiles de usuarios. Esas instituciones trabajan con segmentos específicos de mercado y alcanzan públicos que, hasta entonces, no habían sido contemplados con esa mirada mas atenta por parte de los bancos tradicionales, por ejemplo.

 

fintechs de nicho

 

Actuación de los bancos digitales en el segmento corporativo

Un punto que recientemente ha impulsado la evolución de la banca digital es el hecho de que neobancos y fintech que surgieron con el foco en personas físicas han buscado ampliar su actuación en el segmento corporativo.

Pequeñas y medianas empresas están en la mira de esos players, que intentan llamar su atención ofreciendo diversas soluciones, desde transacciones bancarias y crédito para capital de trabajo hasta la anticipación de cobrables.

 

Pagos instantáneos y Open Banking

En Brasil, no podemos dejar de comentar que la adopción del Pix, el sistema de pagos instantáneos del Banco Central, también ha impulsado la opción por bancos digitales para pagos y cobrables por parte de la población, así como el inicio de la implantación del Open Banking.

Es evidente que el movimiento del dinero hacia los canales digitales ha estimulado que muchas personas y empresas opten por tener una cuenta digital y, para eso, busquen instituciones que ofrezcan soluciones mayoritariamente digitales – los neobancos y fintech.

 

Colaboradores

Para ofrecer ofertas personalizadas, o desarrollar soluciones tecnológicas, los bancos digitales no necesitan desarrollar todo adentro de casa. La posibilidad de encontrar colaboradores para crecer también fue uno de los factores que contribuyó para el avance de la banca digital.

Esas colaboraciones son muy diversificadas y van desde, como ya hemos mencionado, la asociación con empresas de otros sectores – como compañías de seguros – hasta la colaboración con plataformas de streaming y oferta de marketplace, entre otros tipos.

 

La importancia de la tecnología para competir en el mercado de bancos digitales

Al mismo tiempo en que la tecnología posibilitó la creación de los neobancos, el avance tecnológico es, sin lugar a duda, uno de los factores que más ha contribuido para permitir la evolución de los bancos digitales.

La innovación es fundamental en ese escenario, tanto para mitigar las barreras de entrada de nuevos players, como para mejorar cada vez más la experiencia de los usuarios. Es cierto que, para competir en ese mercado, es necesario contar con tecnología avanzada y mantenerse en constante actualización.

¿Y cómo escalar esas operaciones?  Dock es pionera en Banking as a Service en Brasil y posee una solución completa de Digital Banking. A través de las API abiertas, cualquier empresa puede tener su propio banco digital con su marca y, de esa forma, hacer parte de ese ecosistema que está en plena ebullición.

 

Con el Digital Banking de Dock es posible ofrecer a los usuarios una experiencia de cuenta digital completa con rapidez y seguridad, incluyendo:

  • Pago de cuentas;
  • Pago instantáneo;
  • Transferencia;
  • Generación de facturas;
  • Recargas y vouchers;
  • Préstamos personales;
  • Cuenta remunerada.

Además de ofrecer la plataforma, Dock también se responsabiliza por la tesorería implicada, o sea, procesa y acompaña las transacciones y autoriza las liquidaciones. De esa forma, no tienes que preocuparte con la apertura de cuentas para pagos, o con el procesamiento de las transacciones o la adecuación normativa – todo está incluido en la solución.

Para garantizar la seguridad de las operaciones, además de entregar el onboarding digital de clientes (con KYC, bimoetría, etc.), la gestión de cuentas de pago (ledger de débito y crédito) y API gateways con documentos públicos y completos, Dock también cuenta con sistemas antifraude en cada transacción. Asimismo, el Digital Banking también incluye herramientas de conciliación financiera y provee soporte total normativo y contable.

Con esa solución completa y ya utilizada por diversos clientes, Dock está contribuyendo para el avance de los bancos digitales en América Latina.

 

¿Quieres saber más? Mira nuestro video manifiesto:

Bancos digitales: ¿qué has visto en este artículo?

  • El mercado de bancos digitales ha evolucionado significativamente en los últimos años y está en expansión en Brasil y en América Latina.
  • El aumento del número de usuarios, la ampliación del portfolio de servicios, el crecimiento de los players y la expansión del mercado son algunos de los principales aspectos de la evolución de los bancos digitales.
  • Por detrás del desarrollo del digital banking, hay factores como la actuación en nichos y en el segmento corporativo, el establecimiento de colaboraciones y el avance tecnológico.
  • Dock participa de esa evolución de los neobancos con su pilar de Digital Baking, una solución completa que permite que cualquier empresa tenga su propio banco digital con su marca.

Para entender más sobre el universo de los bancos digitales: artículos relacionados

Quer ficar por dentro das últimas novidades no mercado de pagamentos e digital banking?

Inscreva-se na nossa newsletter mensal: