Seguridad en criptomonedas: ¿cómo aprovechar las oportunidades sin caer en las trampas?

Publicado em 5 de abril de 2022.

Tempo de leitura 12 minutos de leitura

Desde un pasado bastante oscuro, pasando por la admiración de inversores, hasta la promesa de ser “el dinero del futuro”, las criptomonedas han conquistado cada vez más espacio y han presentado perspectivas muy positivas para el mercado de pagos y banking. Pero, con la creciente llegada de nuevos usuarios, la preocupación con la seguridad en criptomonedas es un tema prioritario para el sector.

 

Desafortunadamente, como en cualquier otro servicio del sector financiero, los intentos de fraude acompañan el éxito de las soluciones con relación al volumen de usuarios y transacciones. Es así con los pagos instantáneos, con las transacciones contactless y también con las monedas digitales.

Para dar una idea, entre octubre de 2020 y marzo de 2021, cerca de 7 mil personas en Estados Unidos han denunciado fraudes y estafas con criptomonedas al FTC, llegando a 80 millones de dólares en pérdidas. En relacion al mismo período de 2019-2020, el aumento fue del 1000%.

cryptocurrency_investment_chart

Frente a ese escenario, en que tenemos al mismo tiempo un modelo promisorio para la sociedad y el aumento de riesgos para usuarios y emisores, invitamos a Fabricio Ikeda, Head of Fraud Protection and Compliance for Global Partners & Alliances de FICO para una charla sobre seguridad en criptomonedas. ¡Averigua sus respuestas a nuestras preguntas!

 

¿Cuáles son las principales amenazas con relación a las criptomonedas y los desafíos para la seguridad de los usuarios?

Todos están viendo más noticias de gente que se ha hecho rica invirtiendo en bitcoins y otras monedas en pocos meses. En los últimos tiempos, eso realmente ha crecido exponencialmente, lo que acaba despertando un interés mayor en el tema. En ese contexto, los fraudadores se aprovechan de esa nueva ola de popularidad para estafar.

Algunos informes muestran que las estafas relacionadas a criptomonedas tienen mucho que ver con la ingeniería social, o sea, utilización de artimañas para engañar o confundir a los usuarios. Como es un tema nuevo, la falta de conocimiento facilita las estafas, que pueden ser desde sencillos correos electrónicos de phishing hasta golpes avanzados y de crimen organizado.

En noviembre de 2021, por ejemplo, hubo un caso curioso de una criptomoneda que se llamaba Squid Token, Inspirada en la serie de Netflix Squid Game, el Juego del Calamar en español.

Fue una gran estafa: se estima que han podido robar 3 millones de dólares de miles de personas, justamente por la falta de conocimiento, de investigar un poco más a fondo qué está por detrás del activo. Si existiera una fuerte regulación, quizás no hubiera sido posible crear esa moneda ficticia y engañar a miles de personas. Pero, desafortunadamente, solamente la regulación no resuelve el problema.

Y, con eso, empiezan a aparecer muchas variaciones de estafas. Si buscas en Google cuántas criptomonedas existen, vas a ver que son centenas. Si mañana lo buscas de nuevo, habrá otras centenas, porque cada uno puede hacer su ICO (initial coin offering – oferta inicial de una criptomoneda) y crear criptomonedas. Todo eso ocurre sin una regulación rígida y sin lastre, porque una persona que no posee total conocimiento sobre en qué está invirtiendo, no tendrá un total conocimiento de los riesgos relacionados.

Eso no quiere decir que las criptomonedas sean inseguras. En realidad, cuando utilizadas de manera correcta, hay más capas de protección que en algunos medios de pago. Por ejemplo: cuando utilizamos criptomonedas (como el Bitcoin), todas las transacciones son rastreadas, o sea, salen de una cuenta y entran en la otra, quedando grabadas en blockchain (cadenas de bloque), cuyo concepto es justamente este: todas las entidades relacionadas validan la transacción, dejando un registro. Y, a pesar de permitir, en algunos casos, saber cúanto una cartera puede tener, no es posible saber a quién pertenece, de manera que la criptomoneda también permite el anonimato.

 

¿El blockchain y el anonimato hacen con que las criptomonedas sean más seguras?

Sí y no. Las hace más seguras porque permite hasta determinado nivel de anonimato y, además, registrar la compra/venta o transferencia permite la trazabilidad de esas transacciones. Capacidades como trazabilidad y consenso hacen con que las empresas empiecen a adoptar el blockchain, por ejemplo, para gestionar cuestiones contractuales.

Cuando correctamente utilizado, eso vuelve las transacciones seguras, pero al mismo tiempo permite el anonimato de algunos elementos. También existen esquemas no regulados o no legales que también son explotados. Por ejemplo, el Bitcoin es muy utilizado en determinados mercados ilícitos, porque hay muchas maneras de ocultación para burlar la debida trazabilidad. Un ejemplo de eso es cuando se hace una transferencia para n carteras múltiples veces, el dinero que va pasando de cartera en cartera se diluye, generando una red compleja de ocultación de transacciones.

 

¿El discurso del dinero rápido con los períodos de valorización de las criptomonedas también acentúa la vulnerabilidad de las personas?

Hoy en día nos riemos cuando recordamos que hace algunos años había la clásica estafa del príncipe de Nigeria. Pero la estafa solamente cambió de tema, y ahora son criptomonedas, remedios milagrosos, rebajas impresionantes. O sea, el dinero rápido siempre despierta el interés de cualquier persona.

Y, en el mundo digital y rápido en que vivimos, eso aumenta la vulnerabilidad de las personas. Al final, la liquidez o la monetización del fraude son prácticamente instantáneas también.

En Brasil, ya estamos muy acostumbrados con transacciones muy rápidas, como transferencia via Pix. Lo mismo se aplica al caso de la criptomoneda, con sus transacciones liquidadas en pocos segundos o minutos, y de manera irreversible. O sea, existe todo un ecosistema y agilidad que facilita la estafa y la conmoción que lleva a las personas malintencionadas a obtener dinero por medio del fraude.

Por lo tanto, las estafas van evolucionando de diferentes maneras, sea por ingeniería social, conmoción, ataques dirigidos en que el estafador sabe quién debe atacar e intenta invadir el celular o computadora de la persona para tomar el control.

 

¿Cuáles cuidados, relacionados a la seguridad en criptomonedas, la persona física que invierte en ellas debe tener?

Con la mayor difusión de la criptomoneda y del blockchain, las personas van adquiriendo más conocimiento. Eso ya ayuda mucho. Investígalo e infórmate también sobre la procedencia de los brokers o mercados en los cuales haces las transacciones. Si buscas en Google, vas a encontrar casos recientes en que hackers invadieron algunos mercados y robaron miles de millones en criptomonedas.

Presta atención: no solo es necesario conocer la reputación, sino también el mercado y cómo este protege el capital invertido. Haciendo una analogía: si he aplicado x reales en la caja de ahorro de aquel banco, estoy inviertiendo ahí porque sé que el dinero va a estar protegido. Con la criptomoneda es similar: estoy invirtiendo en criptomonedas de un broker, por eso necesito confiar que realmente va a tener la seguridad necesaria.

¿Y cómo se hace eso?

Generalmente, esas inversiones se hacen desde un laptop o una aplicación, por eso necesitas proteger esos canales. No vas a acceder a la aplicación o a la página web para hacer esa inversión desde una computadora pública en una biblioteca. De la misma manera que no puedes hacer eso, proteger el dispositivo es importante, y esa regla se aplica a todo – no caer en ataques de phishing, no abrir anexos de correos electrónicos desconocidos, no hacer clic en cualquer enlace recibido por WhatsApp, o sea, proteger el canal de acceso y las credenciales.

Hay otras maneras más avanzadas de proteger el capital invertido a través de hardware wallets o incluso paper wallets. Sin embargo, no necesariamente son más seguras, porque para eso hay que usarlas de la manera correcta. Hay mucha literatura sobre eso, mostrando las ventajas y desventajas de utilizar un broker, Exchange, hardware wallet, etc.

 

Has mencionado el caso de Squid Token. ¿Cómo diferenciar una buena oportunidad de nueva moneda digital de una estafa?

Es difícil saber. Por un lado, existen casos de monedas que disparan, y que de un día para el otro valorizan en tres, diez, mil veces el valor.

Por otro lado, hay estafas como esas que he mencionado, como la cripto de Squid Game, que terminó robando millones de dólares de las personas.

En este momento, como están surgiendo monedas nuevas todos los días, el riesgo es alto, así como en cualquier otra inversión, pero la rentabilidad también puede ser muy alta. Entonces la decisión final estará basada en cuánto estás dispuesto a arriesgar.

Si la persona que tiene alto apetito de riesgo quiere invertir, no necesita aquel dinero y quiere apostar, me parece una inversión válida, así como cualquier otra de alto riesgo.

 

Hablando sobre seguridad en criptomonedas para empresas, ¿cuáles son los cuidados?

Uno de los puntos que estamos trabajando en FICO con relación a la cripto es el blanqueo de dinero y compliance. Estamos enfocados en importar datos o metadatos, informaciones reales de la transacción – para quién está yendo, para dónde está yendo y, principalmente, con el objetivo de evitar el blanqueo de dinero. En el caso de DeFi (Decentralized Finance), por otro lado, una preocupación muy importante para las entidades asociadas es el conocimiento sobre los participantes y su idoneidad, incluyendo procesos de KYC (Know Your Customer) o KYBP (Know Your Business Partner).

Además de ese ejemplo, las preocupaciones de las empresas son la aceptación, liquidez, lastre y regulación. En algunos países, como en Estados Unidos, donde ya existe alguna regulación, la aceptación está empezando a ser un poco mayor, pero siempre va a existir el desafío de la trazabilidad del activo. Por ejemplo: Si un establecimiento comercial acepta bitcoins o cualquier otra criptomoneda, la primera pregunta está relacionada con la verdadera procedencia de esa moneda. En el caso de liquidez o volatilidad, por otro lado, la mayor preocupación es contábil, por la alta fluctuación de las criptomonedas.

Elon Musk anunció hace algunos meses que Tesla aceptaría bitcoins, y eso hizo con que esa criptomoneda tuviera una valorización absurda en aquellos días. Eso muestra otra preocupación de las empresas, que es la volatilidad. Po eso no se ven contratos públicos millonarios en criptomoneda, es muy volátil. Ese es uno de los obstáculos por los cuales las empresas acaban no adoptándolas como un medio de pago contractual sin toda la protección legal. Son muchos los desafíos.

 

Para el futuro, ¿qué debates ves con relación a la seguridad en criptomonedas? ¿Su popularización puede traer aún más riesgos?

fabricio ikeda fico criptomonedas

Depende de para quién preguntas. Soy optimista con relación a eso, pero existen personas totalmente pesimistas, o más escépticas, que dicen que no tiene futuro, que va a morir porque es algo que no está regulado y nadie quiere poner el dinero en eso… Existen las dos caras de la moneda.

Como la pregunta es para mí, voy a dar mi punto de vista: sí, existen muchos beneficios en las criptomonedas, tanto que estamos acá hablando sobre el interés de las personas en conocerlas más y utilizarlas, sea como instrumento de inversión, sea en el día a a día. Ahora viene el tema del CBDC (central bank digital currency), una apuesta de los bancos centrales en el blockchain y en la moneda digital. El futuro será muy interesante. Y una vez más: no es solo inversión, sino también la tecnología de las criptomonedas que está por detrás de eso y que va a permitir numerosos casos de uso.

Sea como medio de pago, inversión, moneda digital o incluso como forma de validación contractual, existen muchos aspectos para debatir. Cuando hablamos sobre mundo futurístico, si todas las transacciones fueran monitoreadas y rastreadas, difícilmente habría fraude o blanqueo de dinero, porque se sabría toda la procedencia de los valores, quién lo está haciendo y para quién lo está haciendo.

 

Si es futuro de las criptomonedas es promisorio, ¡queremos ser parte de esa construcción!

Nosotros de Dock estamos atentos a ese mercado de criptoactivos, formando un equipo para profundizarnos en ese universo. De la misma manera como hacemos con otras soluciones, queremos descodificar la tecnología en criptomonedas para permitir que nuestros clientes puedan explorar al máximo las oportunidades e impulsar sus negocios.

¡Pronto contaremos más por aquí!

 

¿Quieres saber cómo volvemos el universo financiero más sencillo, accesible y sin trabas? Accede a nuestro manifiesto:

Resumen: la seguridad en criptomonedas requiere la misma cautela que otras inversiones de alto riesgo.

  • La mayoría de las estafas llevan al usuario a entregar informaciones, o el acceso a ellas por medio de comportamientos inseguros en la internet, como abrir enlaces desconocidos.
  • Respecto a la vulnerabilidad, las inversiones en cripto pueden encararse como cualquier otra de alto riesgo.
  • El blockchain registra todas las operaciones con criptomonedas, pero puede facilitar el anonimato cuando, por ejemplo, la moneda pasa de cartera en cartera.
  • Empresas que quieran lidiar con critpomonedas necesitan estar especialmente atentas a las políticas de prevención de blanqueo de dinero y compliance.
  • El futuro de las criptomonedas es promisorio, justamente por el aumento de su popularidad, con iniciativas como los CBDC – las monedas digitales que los bancos centrales emiten.

Quer ficar por dentro das últimas novidades no mercado de pagamentos e digital banking?

Inscreva-se na nossa newsletter mensal: